Descubre cómo iluminar planta de marihuana

No hay comentarios

iluminar planta marihuana

Iluminar planta de marihuana.

Todos sabemos de la importancia de iluminar de forma correcta tu planta en interior, pero igual de importante es que nos planteemos con que finalidad  lo queremos hacer, es decir, para que pueda florecer de forma adecuada o para que crezca de forma correcta.

El espectro necesario lo elegiremos dependiendo del momento en que se encuentre nuestra planta.

Necesitaremos como base luz roja para ayudar a su floración (610 a 710nm) y  utilizaremos la azul para su crecimiento (450 a 500nm). Otra opción es la luz verde, que permite que nuestras plantas puedan florecer sin estrés y con la luz apagada.

En las distintas etapas las características de la iluminación varían.

En la etapa de desarrollo, 30.000 lúmenes por metro cuadrado y dieciocho horas de iluminación seria lo aconsejable y para la etapa de floración 60.000 lúmenes por metro cuadrado y doce horas de iluminación es lo necesario.

Bombillas HID:

Equipos de sodio (HPS) y halogenuros metálicos (HM).  Las bombillas HID (High Intesity Discharge) son las que tienes mayor demanda entres cultivadores de interior. Existen 2 tipos, halogenuros metálicos (MH) para una luz azulada y equipos de sodio (HPS) para una luz roja.

Bombillas HPS

Son  adecuadas para la fase de floración, podemos también encontrar bombillas HPS mixtas (dual spectrum), que sirven para ambas etapas

Lámparas de halogenuros metálicos o HM

Tienen un espectro más compensado y un rendimiento que aumenta de forma importante debido a los componentes mecánicos que la forman. Los balastros son necesarios para este tipo de bombillas a la hora de encenderse.

Bombillas fluorescentes y CFL

En las primeras etapas las plantas necesitan menos potencia lumínica de ahí que los tubos fluorescentes o las bombillas de bajo consumo CFL (Compact fluorescent light) sean una opción ideal.

Bombillas LED

La tecnología de iluminación LED finalmente se está convirtiendo en todo un referente. Ha pasado más de una década desde que las luces de cultivo LED se comercializaron por primera vez, y la industria tardó un tiempo en aceptarlas y comenzar a aprovecharlas

En los primeros años, las luces LED eran impopulares entre los cultivadores, ya que se consideraban demasiado caras y no lo suficientemente potentes para producir una buena cosecha.

La industria aún se aferra a la creencia persistente de que los LED “no son buenos para la flor”, y que es básicamente imposible obtener buenos rendimientos.

Sin embargo, es absolutamente posible lograr altos rendimientos, y la calidad general de la cosecha puede ser excepcionalmente alta.


Leave a Reply